Si quieres mantener tu sistema inmune en óptimas condiciones… ¡tomá agua saludable!

 

¿Por qué tomar agua para beneficiar el sistema inmune?

 

Tomar agua saludable, ya sea que le agregues té, hielo o alguna fruta para preparar un agua saborizada, puede beneficiar diferentes aspectos de la salud.

Nuestra sangre es 98% agua, y es la encargada de transportar a nuestras células oxígeno y nutrientes, y eliminar los desechos metabólicos de ellas. Esto hace el correcto funcionamiento de nuestros sistemas, incluyendo al inmunológico.

El agua ayuda a hacer el trabajo del riñón mucho más sencillo. Recordemos que la función de este órgano es eliminar las toxinas del cuerpo a través del sudor u orina, por lo que beber la cantidad necesaria de agua causará un impacto positivo en él y en tu sistema inmune.

Sin embargo, los beneficios de tomar agua no se detienen ahí.

 

 

Estar hidratados de forma apropiada también se ha relacionado con otros beneficios, tales como

  • Ayuda a tener una mejor salud del corazón.
  • Facilita la pérdida de peso.
  • Controla la temperatura corporal, ideal para hacerle frente a las fiebres.
  • Ayuda a que la piel luzca radiante y juvenil, es decir, bye arrugas prematuras!
  • Ayuda a digerir la comida.
  • Nos mantiene felices, debido a que sin agua el cerebro no produce suficiente serotonina (la hormona de la felicidad).
  • Lubrica las articulaciones.

Por último, pero no menos importante: el agua ayuda a producir linfa. Un líquido que contiene glóbulos blancos que defienden al cuerpo de los gérmenes y que circula por los tejidos de nuestro cuerpo.

 

 

Es súper común escuchar esta frase cuando tenemos gripe, esta terrible enfermedad que te deja tirado en cama por días e incluso semanas. Lo cierto es que cuando tenemos resfriados o gripe debemos evitar a toda costa estar deshidratados.

¿Por qué? ¡Simple! Porque esto evitará que aparezca el exceso de flujo nasal, se nos irrite la garganta y además ayudará a expulsar los virus que estén dentro de nuestro cuerpo a través de la orina o sudor (Pssst! Este es el trabajo que hace el sistema inmune para que te cures más rápido).

 

 

El agua que bebas puede ser aún más saludable y beneficiosa para tu organismo si, por ejemplo, le agregas unas rodajas de limón o naranja. Pues se sabe que los cítricos son una buena fuente de vitamina C y esta a su vez fortalece el sistema inmunológico.

Ahora que conoces cómo el agua puede ser un buen aliado para mantener tu sistema inmunológico y salud a tope, ¡anímate a tomar la suficiente para estar hidratado!

Suscríbete al Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de las novedades y ofertas de DVIGI.

Felicidades ya quedaste subscrito.